Salutaciones líquidas

El eco de las noches sombra de una mirada furtiva de enero. Lo que se quedó en el diván

y lo que al final,

-de olvidar-

Estuve allí; donde las palabras perdían sentido. Donde el oxígeno  se respiraba al agua 

Inversa sublimación 

Regresiones de vapor…

todo por decir.

#amwriting #juevesdepoesía #liquidpoetry #poetry

Al tiempo cuándo… #page6of365

Cuando el silencio te aturde

y la tarde es otra de tantas tardes perdidas de primavera 

con el gilgereo incensante 

y el eco sepia en las ventanas

Líneas horizontales que danzan a contraluz de una ilusión del -deseo – del si…

Del amurallamiento atrincherado del No

del quizás

De los mil y un-dos-tres por qués

que pasaron delante antes de los 26.

Y vas

a estas y a todas partes

de pie

caminando de espaldas al mar

Alteridad de desconocida figura y voz familiar

Estás

 tres-cuatro-cinco-seis días

 que la semana vovió a comenzar

en el sinsaber del domingo, un par de notas de jazz.

¿Qué será el destino, sino caerte de pie?

esperando despierto el performance rêve 

con la danza en los labios y la canción en los pies.

Miércoles. Ayer

Te encontré mientras pensaba en cascadas y lirios de agua. Entre páginas silentes, polvo de grafito y esa luz de ámbar que atraviesa las persianas. Doce sorbos de té. 
Lavanda y miel…

Tardes de octubre, de saltar entre los charcos y correr tras el medio día olvidando los por qués.

Sur la rue

Je t’ai vusur la rue

A cote de mes rêves a gauche de l’existence timide á le café du ciel

Qui est tu?

Les mesures

Où c’est que tu es?

Où notre soirées, de la pluie, quand le vent a dit -stay by this time… reste toi

Je ne sais pourquoi, je ne sais que tant ou la profondeur

Je ne sais pas rien

Mais le froid de glace ombre sur mon oreiller et le feuillies du cerise qu’avent couvert le jardin on a expliqué tout

Tu n’es plus ici. Nous ne sommes pas nous.

Cette mot, cette épiphanie à rester oublie dans la chez du hummingbird.

#poetry #page3of365 #amwriting

Notas desde el exilio I #page2of365

Pienso en instantes, caracteres, líneas, días de noches -lluvia-. De risas y silencios, de espacios -entretiempo- y contra(tantos)-tiempos. Pienso en un flash forward como si no fuese cierto.

Y entre hojas de avellano y viento; entre el querer decir ‘lo siento’ no de argumento, no de pretexto. O sí. Justo como eso, un epígrafe el prólogo a más letras que probablemente serán el eco consumido de otoño proyectado al recuerdo.

¿Qué hacer, qué decir, qué escribir, qué sentir… ¿Y cuánto? ¿Cada cuándo? Si estás en este mismo continente y a kilómetros de aquí. Si tus respuestas duran días, meses, años sin decir. Voy igual. Cometa al vendaval.

El globo aerostático que se las arregla para flotar. So bon voyage, farewell. Que a la vuelta saliendo por la noria o el atajo ese que cruzamos por la vereda; te encuentro

y andamos. Y vamos

de vuelta.

Entrevacuo (que el ‘tanto’ no es sino la espera que anhela)

A ti mis letras

ese irrefrenable impulso a la nostalgia

mis tardes dispersas

difuminadas entre tinta y sepia

la lluvia que llueve dentro

el espacio en blanco que queda.

Respirando azul

Despierto entre el vaivén azul profundo respiro. Tan y tan hondo. -Escapo- Atrapando abril entre mis manos, tus manos y el tragaluz de tus pestañas. -Verano

Parpadeo a 98 instantes por segundo que van al viento al tiempo sin miedo; kilómetros de lo que quedó al pasar. Lo que seguirá y será sin ser hilvanado en el quizás. Bajo los trazos de un fotomatón y el polvo arena de la guantera. Así este coche retoma la pauta y avanza. Sujeto a la ruta sin mapa que el niño sol canta.

ESCRIBE TU RELATO DE DICIEMBRE (V): CRISTINA CIFUENTES

#CincoPalabras #letrasconcausa #iniciativasolidaria #contribuir #TeamUp 

Notes from the scale of winter…

Où c’est que tu es?

Où notre soirées, de la pluie, quand le vent a dit -stay by this time… reste toi

Je ne sais pourquoi, je ne sais que tant ou la profondeur

Je ne sais pas rien

Mais le icecold ombre sur mon oreiller et le feuillies du cerise qu’avent couvert le jardin on a expliqué tout

Tu n’es plus ici. Nous ne sommes pas nous.

Cette mot, cette épiphanie à rester oublie dans la chez du hummingbird.